Contacte:

Per fer-se soci adreça't a nosaltres!

Associació de Familiars i Afectats per Malaltia Mental del Garraf

 

Centre Cívic Sant Joan

Jardins de Francesc Macià S/N

08800 Vilanova i la Geltru

 

Telèfon: 938169034

Mòbil: 648273335

Correu electrònic: afammg@hotmail.com

Si vols contactar amb els nostres professionals aqui tens els mailsJunta directiva

Associació de Familiars i Afectats per Malaltia Mental del Garraf
Associació de Familiars i Afectats per Malaltia Mental del Garraf

RELATS

En aquest apartat mostrarem relats, escrit, opinions de qualsevol persona que vulgui donar a conèixer els seus escrit idees opinions etc.

El primer relat que penjarem sera el del nostre amic Patricio. Es molt extens, per tant nomes posarem una part. Mes endevant posarem tota la obra completa.

Dos rosas

 

per Patricio Lanuza

 

ayer te regalé una rosa

y yo me quedé con otra

para poder brindar contigo

y celebrar nuestro amor

 

improvisamos un duelo

con rosas por espadas

perdiendo con una estocada

el honor de caballero

 

te enrabietaste con el feo gesto

alegaste no se que del patriarcado

de la guerra de poder

y no se que del fin de la filosofía

 

me quedé sin habla

maldiciendo mi estilo

implorando perdón

con el rostro compungido

 

entonces se te llenó la cara de alegría

aclarando que todo era una broma

rogando que el día de nuestro aniversario

siempre te regalara dos rosas.

Amor Propio

 

per Patricio Lanuza

 

desde la distancia, siempre desde la distancia

aprecia nuestros errores y anhela nuestros éxitos

se turba incrédulo ante nuestra ansiedad

considera digna nuestra existencia, sobre ella persiste

 

se confunde en el cielo y se quema en el infierno

ama sin fronteras, sin ningún prejuicio

es el amor que siempre añora ser correspondido

pero que sabe que a veces es imposible

 

hablo de tu amor y de aquel que vuela

que nos envuelve con su ternura y sabiduría

aquel que no vemos pero nos empuja

hacia los abismos y eventos más hermosos

 

se posa en tu alma y dibuja una sonrisa en tu rostro

te llena de gracia y comprensión sin proponértelo

pero cuando desaparece la felicidad se siente desgraciada

nublando tu pensamiento con negros presagio

 

pero aun nos queda la lucha

el amor propio por bandera

la derrota como el principio del camino

el auténtico amor nos salvará algún día.

La muerte y la felicidad

 

per Patricio Lanuza

 

El miedo a la muerte es totalmente irracional, ya que una vez muertos no hay nada que temer, por esta razón misma, que no hay nada. Como decían los epicúreos, no hay goce ni dolor.  Entramos en nuestra desintegración en la naturaleza, y en nuestro futuro alejamiento de la memoria. Dentro de cien años ya nadie hablará de nosotros, ni nuestra propia familia, seremos como máximo los bisabuelos, luego ya nada.

En realidad la muerte es la liberación de todo nuestro ser, sin huida, y la perduración de nuestra conciencia si eres creyente. Todo cambia y progresa en la vida, así que al morir lo más lógico es que siga esta evolución, transformándonos en algo parecido a una luz o estrella dignas de observar.

Un secreto de la felicidad es ir muriéndose ya en vida preparándonos el  camino, cuya senda y dificultad son los que traen el placer de la rectitud, basada en una leve vigilancia de las virtudes que consideres esenciales y abandono de la concupiscencia, como una droga para los sentidos, que engañan y emboban el sentido de nuestra existencia.

El silencio de Dios es notorio, y no solo eso, es ejemplar. Es la primera regla para un juego limpio, y una inspiración para una humilde sabiduría. La vanidad del lenguaje y sus propósitos son conocidos por el hombre que piensa, y huye del ansia humana por conquistar y considerar.

Morir es comprender, desaparecer por propia voluntad, amar desde la distancia, fluir y vivir de una manera inteligente, no nos engañemos.

 

Las desventuranzas

per Patricio Lanuza

Desventurado el que sufre abiertamente, porque será abandonado hasta por sus mejores amigos.

Desventurado el que sufre interiormente, porque será despreciado por todos y por sí mismo.

Desventurado el que llora, porque tiene motivo para ello.

Desventurado el hombre honesto, porque no será tomado en serio ni por su propia madre.

Desventurado el hombre de bien, porque atraerá al mal irremediablemente.

Desventurada la persona que reza, porque habla consigo misma sin saberlo.

Desventurado el hombre inteligente, pues es el único que sabe de su miserable mezquindad.

Desventurado ell hombre mediocre, pues ni siquiera está informado de ello.

Desventurado el loco soñador, porque el sueño muere lentamente y lo acaba matando en una agonía apocalíptica negando la utopía.

Desventurada nuestra Madre Tierra, por albergar a tanto gilipollas pendientes únicamente de su ombligo.

El cambio necesario está en nuestras manos, pero las democracias ya están compradas y corrompidas por intereses económicos. Joder, siempre acabo igual…

 

Lo que nos espera

per Patricio Lanuza

Somos tan vanidosos. Cada vez que lo pienso constato nuestra insignificancia y constantes horrores y errores. No hay nada que premiar, nada que trascender. Provocamos risa y condescendencia, asco y rabia. Como decía Nietzsche somos el animal más desviado de sus instintos, pero éste se refería a los de autodeterminación, el poder por bandera. No nos libramos de nosotros mismos porque hemos creado un yo pesado, mal construido, interesado, en realidad, de sí mismo,

Somos animales dicen, sí, el más vanidoso y equivocado. Por eso tememos a la muerte, no queremos desaparecer, como si eso importara. La muerte se nos presenta como algo inoportuno, fatal, cruel, desolador e injusto, cuando en realidad es lo más natural y humano.

Buscamos hombres nuevos, hombres que no se importen a sí mismos, vidas entregadas a la felicidad del saber estar sin estar ni molestar. Queremos que el amor no sea una falsa promesa, ni moneda de cambio, si no el aroma que se extiende con un manto de flores, ocupando y conquistando el tiempo y el espacio. Entonces cantaremos.

Mientras tanto la muerte nos perseguirá a todas horas, para cantarnos al oído su estribillo <<no eres nadie, me perteneces>> Oyes, crees y vives su sentencia esperando conquistar el cielo con tu ridícula seducción.

Vendidos al poder y la gloria, o perdidos en el laberinto de la incomprensión, bebiendo el tiempo a lingotazos, con la resaca de la desesperanza, de una vida inútil, sin sentido, horrorizado, porque la muerte viene a por ti. Ese es tu porvenir sin ningún margen de error, morirás. Otra cosa es si podrás mirar al rostro a la muerte sin reprimendas ni ruegos estériles.

En el fondo debería darnos igual, y me refiero a la vida más allá de la muerte, porque seguramente ya no seremos nosotros. Seremos otro ser, más perfecto seguramente, u otra reencarnación como creen los budistas, otra vida que ya no tendrá nuestras inquietudes ni ritmo de respiración o aspiración.

Los demonios vendrán, con su ironía y sarcasmo por bandera, cargados de resentimiento y sedientos de justicia. Ellos serán los verdugos de los culpables, profesionales del dolor eterno, os enseñarán porque han venido a verte y a quedarse contigo, una compañía de la que desearás librarte. Un sueño que tendrás hasta el fin de tu existencia, pues ya no habrá nada que salvar. Y si eres idiota ya sabrás de que te estoy  hablando, porque la maldad es difícil de no identificar, y supongo que tonto del todo no eres. La pregunta es si la inconsciencia será suficiente para salvarse. Yo no lo sé, pero difícilmente te creería. ¿Crees que ellos sí?

El Principal enemigo del destino es Dios

per Patricio Lanuza

La providencia no existe porque la voluntad de Dios es la libertad. Uno puede tener la impresión de que la vida es una película, de que lo que tiene que ocurrir ocurrirá irremediablemente, de que le espera un futuro determinado, incluso bendecido o maldecido por los dioses que sueñan con nosotros. Nada más lejos de la realidad. Es la voluntad, la fuerza de nuestras pasiones, la intensidad de nuestros deseos lo que forja nuestro futuro. El cambio está en nuestras manos, el destino es la debilidad del  conformista que se explica su triste vida a través de señales del  más allá inexistentes.  Nada ocurre porque Dios quiere, sino no habría guerras ni desastres, habría un pacto universal de rebosante amor. Sin embargo ahí estamos, con nuestras imperfecciones, obligados a reconocerlas si queremos progresar. Solo a través del descubrimiento de nuestra miseria podremos ver con amplitud la verdad en la Tierra, y amar a las personas tal como son, sean o no conscientes de su maldad, porque las estaremos amando como lo hace el mismísimo Dios ¿Cómo sino iba a hacerlo?

Ojalá un día podamos construir un mundo más justo, solo nos hace falta esa sinceridad, esa que  ve la biga en su ojo y no  la paja en el resto, esa que es capaz de reconocer con humildad que no somos mejores que nadie, esa que ve al prójimo hasta en el ser más despreciable. No es tan difícil cuando sabes que los monstruos también están a nuestro alcance.

No deberíamos matar a nadie, ni de pensamiento, ni de mirada, ni de palabra, porque la verdad siempre puede salvarnos.  Tenemos derecho a ello, a que alguien nos abra los ojos y nunca es tarde.

El que ama alegremente anda ligero por la vida, nada le pesa, ni el más terrible de los destinos.

Condenados a  nada  con esperanza

per Patricio Lanuza

Da igual lo que pienses, da igual lo que creas. Da igual lo que te esfuerces en este mundo, da igual que seas una bestia indomable. Que exista o no el destino, o el más allá, que no es lo mismo, pero es igual. De la  nada venimos y a la nada nos dirigimos, con el miedo escrito en nuestra frente, como marca de nacimiento, como preludio de nuestro sufrimiento. Futuro siempre incierto, angustiados por nuestras incertidumbres y asfixiados por esa eterna compañera del hombre, una muerte implacable, impía , determinada., acotando nuestra libertad al vaivén de los pocos recuerdos que podamos guardar. ¡Qué desesperanza!

Me pregunto quién es el encargado de recopilar esos recuerdos, esas emociones, esos actos de grandeza humana, esa estoica templanza del hombre virtuoso , esa sabiduría puesta al servicio de los demás de la mujer con inteligencia emocional ¿Es qué no vale la pena guardar nada de esto para la eternidad? ¿Quién puede imaginarse la nada? Ni espacio, ni materia, ni luz, ni aire, ni tiempo, nada. Quizás allí es donde confluye todo, todo lo que pasa aquí, y allí, en la nada, fluye todo lo que nos ocurrió y ocurrirá, porque es allí, donde ocurre todo. Porque si de un punto subatómico se originó el Big Bang, y la vida brilla desde las estrellas ¿cómo no se iba a desplegar  de la nada un mundo de poder absoluto y sabiduría sin límites?

Articulo mi pensamiento mágico necesitado de amparo espiritual, con el corazón encogido mirando arriba y abajo algún despojo de procedencia celestial para observarlo, para compararme, para preguntarle, esperando que me entienda.

Pensando concluí que el temor a la muerte era absurdo. Creyente o no sufrimos con nuestra desintegración, al desapego absoluto de nuestras pasiones y deseos, al olvido de nuestra persona. No puede ocurrir de esta manera, lo encuentro absurdo, que se pierdan vidas enteras con la sola misión de la transmisión de valores y conocimientos, como si solo el presente importara. Por lógica, por el cuento de la vieja, por cálculo abstracto, por peso de circunstancias vitales, todo cobra vida, todos los detalles son importantes, y la magia desaparece con millones de explicaciones determinantes y naturales, donde nuestra voluntad ejerce un papel protagonista, dueña de nuestro destino. Nada se pierde.

Nuestra vida es algo más que una simple tragicomedia, es una esperanza puesta en la Tierra, es un punto en el devenir histórico. Quizás no cambiemos la Historia, pero podemos influir con nuestro pensamiento que precede a las acciones que pueden cambiar ese devenir en favor de una mejora física o espiritual, personal o colectiva.

Me atrevería a afirmar que lo único que existe verdaderamente es el amor. El amor sin interés es lo que genera humanidad y memoria digna de recordar, el resto son historias que contar, amores que desaparecerán con el tiempo. Lo puro perdurará siempre, porque es la esencia del futuro y la esperanza del presente.

La gota del Rocío

per Patricio Lanuza

 

En una hora fría de la madrugada nació nuestra protagonista, una gota de agua que al condensarse la humedad reinante se posó sobre el pétalo de una rosa. La acostumbrada flor le dio la bienvenida a la vida a nuestra querida gota de agua.-

-¡Buenos días! Que fresquito hace hoy. ¿Cómo te encuentras?

-Pues es como si hubiese nacido ahora mismo. Puedo hablar como puedes comprobar, pero no recuerdo mi pasado. Ni siquiera me acuerdo de mi nombre.

-No te apures – le contestó la rosa - Yo te bautizaré. Te llamarás Rocío, como tu procedencia. Es un bonito nombre.

-Me gusta, gracias señora Rosa. Permíteme decir que hueles maravillosamente.

-Ja, ja, ja. Bueno, conmigo se hacen regalos sobre todo los enamorados.

-¿Y yo, tengo alguna función en este mundo Rosa? – le preguntó algo inquieta Rocío a la flor.

-Tú eres fuente de toda vida Rocío. Tú eres agua, y sin ti no podríamos crecer los vegetales, que alimentan a su vez a los animales y éstos a otros animales. Sin ti la Tierra sería un desierto.

-¡Vaya! Menos mal – se sintió aliviada e importante en el devenir.

Rosa y Rocío estuvieron hablando de todo un poquito, hasta que llegó el mediodía. Salió el Sol y empezó a hacer un calor sofocante. Rosa le había prevenido a Rocío de la inminente transformación que iba a sufrir con la energía del Sol. Se calentaría y se transformaría en vapor de agua para seguidamente elevarse hasta las nubes. Entonces se volvería a enfriar y viajaría con miles y miles de compañeras gotitas de agua como ella subidas en nubes por toda clase de paisajes.

La Gota del Rocío
La Gota del Rocío.pdf
Documento Adobe Acrobat [134.2 KB]

Una vida con despropósito. Locura y realidad

Estimats amics, al nostre company i co·laborador Patricio Lanuza li han publicat la novela "Una vida con despropósito. Locura y realidad". Teniu un breu resum a l'apartat Relats. Si el voleu adquirir cliqueu al link. Val la pena.

 

Una vida con despropósito

 

Dios está loco

Sí, soy un resentido, pero con razón. Hace tiempo que llegué a la conclusión de que Dios existe, con la inocente ilusión de que sería un tipo respetable, enrollado, justo y lo que queráis añadir. Con el paso del tiempo descubrí que la gente es mala hasta sin querer dejando al Diablo sin trabajo. ¡No podía existir un ser malvado en un mundo cruel! Sería llover sobre mojado, hacer leña del árbol caído, no tenía sentido. ¿Entonces por qué hay tanta estupidez? Busqué la respuesta en la gente, en los libros, en la tele, en la religión y solo hallaba contradicciones, ambivalencias, creencias absurdas y orgullo.

Creía ser una buena persona, creía que era sabio, el centro de mi verdad, de mi visión.

   Entonces vino Dios a recordarme eso de ves la paja en el ojo ajeno y no ves la viga en el tuyo. Resultó que estaba enfermo, que era yo el más orgulloso, el más mezquino, el más hipócrita, y todo esto sin saberlo, con lo inteligente que creía ser. Duele, para una persona con amor propio descubrir su propia mediocridad produce pena y dolor.

   Intenté cambiar, camuflar mi orgullo, negar mis ansias de poder, proyectar sencillez, pero todo era humo, no cambiaba y mi abnegación era tema de burla, incomprendida a mi parecer. Mi sacrificio se convirtió en rabia, transformándome en un tipo taciturno, inseguro, en un auténtico imbécil. Pero entendía a todos los imbéciles de este mundo, adquirí una empatía con todo lo negativo digna de resaltar. Me he convertido en un hijo puta pasivo, impotente y consciente. Se de vuestra maldad, y no me refiero a asesinatos, robos, abusos de poder, intolerancia, racismo, homofobia, lujo y un largo etcétera de caracteres que nos definen como especie, sino a vuestra estupidez personal, con la psicología suficiente para llegar al centro de vuestro egoísmo, quitándoos esa máscara que os protege, tanto que hasta os lo habéis llegado a creer, luciendo esa sonrisa y supuestas buenas intenciones que creéis llevar encima. No me importa el rango, cultura o consciencia que tengáis, sois como esos pobres vampiros que tanto están de moda ahora. En el mejor de los casos solo queréis lucir entre muertos vivientes, creyendo iluminar el camino, allanar la senda. Pero solo es el instinto de Napoleón, la voluntad de poder de Nietzsche, las ansias de dominar con nuestro intelecto y de dar por culo cuando lo creemos necesario. Bienvenidos a la jungla humana, ese zoo antropológico del que tanto disfrutan nuestros dioses.

   Aquí, en occidente, tenemos uno, grande, omnipresente, dicen que justo (no me extraña pues somos ricos tras exprimir a los pobres) y creador de todo lo pensable e impensable. Abordando lo segundo, lo impensable, os voy a contar mi verdad, la de un loco sí, pero con las ideas muy claras.

 

Dios está loco
Resum de la novela Una vida con despropósito. Locura y realidad
Dios está loco 1.docx
Documento Microsoft Word [21.4 KB]

Libro de visitas

Introduce el código.
* Campos obligatorios
  • Nsartre (viernes, 01. abril 2016 18:43)

    Llibre molt recomenable. El conte reflexe d'una manera molt original el que son les malalties mentals.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Associació de Familiars i Afectats per Malaltia Mental del Garraf